Blog de Araseventos

enero 30, 2011

LORIGUILLA en los Archivos de la Serrania 1950

Filed under: Arte y Cultura — arasdelosolmos @ 7:35 am

APUNTES GEOHISTÓRICOS DE UN MUNICIPIO QUE SE DESPLAZA, CONVIRTIÉNDOSE EN LORIGUILLA de Franco. SITUACIÓN.
El lugar de Loriguilla,
municipio actualmente aún emplazado en su térritorio, entre los 39º 42´ y los 39º 36´ de latitud y los 2º 47´ y 2º 37´ de longitud, pertenece al partido judicial de Chelva, de cuya población dista algo más de 10 km. Su altitud media es de 350 metros y su núcleo urbano se encuentra a 59´34 km. de valencia capital.
El término municipal de Loriguilla tiene una extensión superficial de 6.561´4062 Ha., Chulilla, Sot de Chera y Chera; al S., pòr Chera y Requena, y alO., por Chelva y Domeño, extensión que se divide en superficie urbana, con 12´50 ha.-delas que 11´91 Ha. se hallan edificadas- y superficie rural, con la subdivisión siguiente.
Ectáreas
Cultivos de regadío…………………………….. 43
Cultivos de secano…………………………….. 530
Pastos…………………………………………… 2.145
Bosques…………………………………………. 3.644´8562
Terrenos yernos………………………………… 164´05
Dentro del término municipal existen, según últimos datos estadísticos, 469 edificaciones, de las que 204 son destinadas a viviendas, que albergan a una población de 841 habitantes, siendo las 265 restantes, en su mayoría, casetas de labranza, pajares y corrales en los que se encierran unas 2.500 reses de ganado lanar.
Una bella perspectiva de terreno montañoso, con alturas superiores a los 380 metros, se reclina sobre la ladera occidental del monte de las Cruces y en las estribaciones del más alto de Lora. Allí se forma la división de los valles de Valderrible y el de Chelva, en tanto el río Turia corre por su parte Norte, sin que sean sus aguas las únicas que fertilizan los regadíos de Loriguilla, también beneficiados por dos acequias de abundante caudal, que toman sus aguas del río de Chelva, así como por diversos arroyos que cruzan el término en busca del Turia, a cuyo cauce vierten. Todo este término se nos ofrece como auténtico remanso de bucólica paz, prodigioso y bello conjunto de tierras y cultivos, bosques y pastos, que, sobre una espléndida base orohidrográfica, levanta frutales extiende sus huertas y cultiva magníficos secanos de algarrobos, olivos y almendros; en tanto los hermosos pinares de sus colosos bosques enmarcan todo el cúmulo de riqueza que los habitantes de Loriguilla han sabido crear a través de siglos de laborioso esfuerzo.
De lo que la riqueza agrícola este municipio nos dan una idea las cifras de sus producciones medias anuales, de las que, en algarrobas, por ejemplo, arroja más de 3.500 quintales métricos de cosecha anual, y casi otros tantos de almendras en cáscara, más unos mil quintales de aceitunas, todo ello además de sus magníficas y cotizadas frutas, de muy variado orden, sólo alrededor de mil quinientos quintales en ricas granadas, y sus excelentes cultivos de vid y otros muchos más, entre los que también destacan el trigo, la cebada, los garbanzos y las hortalizas.
ORIGENES DE LORIGUILLA
Sin haber agotado lo que pudiéramos denominar descripción física de este lugar encantador, de clima benigno y saludable, nos habremos de adentrar en el estudio de su historia, encontrándonos imposibilitados para realizar una determinación exacta de su remoto origen, que, según un brillante y muy completo estudio, realizado en los tiempos dela denominación romana; cuando el <<Frondoso valle de Sylva o los castillos de juuliella, Hisn Albont y Damininna, y el caserío de Loriga, nombres fácilmente indentificables para Chulilla, Alpuente, Domeño y Loriguilla.
Desde la más lejana antigüedad histórica del lugar de Loriguilla, es el mismo don Rafael Gayano Lluch, en las investigaciones llevadas a cabo para determinar su actual escudo, el que nos revela, con acertado razonamiento, la etimología de su denominación, presentándonos una dualidad en cuanto a sus posibles orígenes. De una parte, como derivado de loriga, la lorica squamata de los romanos, correaje o armadura que, formando escamas se ajustaba al tórax; en tanto, de otra parte, bien pudiera haber tomado su denominación del loriguillo, planta que se daba y se da con abundancia en los terrenos de este municipio. Bien pudo ser uno u otro el origen del nombre de Loriguilla, como bien pudieron ser los dos , conjuntamente, pues siempre siguiendo los razonamientos aducidos por el repetido Gayano Lluch, el loriguillo no debió ser ajeno a la loriga, si consideramos que la corteza del arbusto Laureola hembra, que tal es el verdadero nombre que corresponde al vulgar de loriguillo, era empleado por los antiguos industriales para el curtido de teñido de las lorigas, que en este paraje chelvano se confeccionaban. Como confirmación de lo que acabamos de exponer existe el testimonio de Domat, en su obra Las primitivas industrias españolas, publicada en Barcelona en 1834, en la que se alude al justo renombre que el viejo Tyris dio a sus cueros, con alusión a las construcciones de balsas y talleres para la confección de lorigas. Así, pues , bien del nombre de éstas, bien del de loriguillo, con su verdor permanente y sus flores verdes y olorosas que de enero a marzo enbellecen al arbusto, el nombre de la Loriguilla tiene un claro antecedente romano, aun cuando también hayan existido autores que le dieran una mayor valoración a su vinculación árabe, de lo que se deduce que también para éstos Loriguilla tuvo su atracción, que no se interrumpe a través de los siglos, de lo que queda constancia, tanto en la donación del rey don Jaime I a Fernández de Azagra, como en el señorío que ejerciera Juan Alonso de Jérica, conceptuado por Martínez Aloy como fundador de Loriguilla, lo que no es posible, a no ser en calidad de refundador. En <> se aduce que en 1369 Loriguilla fue repoblada con cristianos por Juan Alfonso de Jérica, Gobernador de Liria. Sea como fuere, de una manera cierta, y ello sin temor alguno, puede afirmarse que en el año 1572 Loriguilla tenía 49 casas y 144 habitantes, primeros datos estadísticos que de este lugar poseemos, y de los que pasamos a 1607, año en el que Loriguilla cuenta con 57 casas y 228 habitantes. Setenta y cuatro años más tarde, es decir, en el 1681, y sin que sepamos por qué causa, el número de sus casas disminuyó a 28, así como el de sus habitantes quedó reducido a 115, mas, a partir de entonces el movimiento demográfico adquiere un ritmo ascendente, que ya no se interrumpirá hasta el año 1930, en el que su censo de población arroja 972 habitantes, máximo alcanzado en el curso de su historia, sin que luego, del año 1940 a nuestros días, se observen variaciones ostensibles en su movimiento de población, que de 843 pasa a los 841 habitantes, de los que ya hemos dejado hecha mención.
Loriguilla fue anejo de Domeño hasta bien entrado el siglo XVIII.
La vida Tranquila de este lugar pocas veces parece que fue alterada. Durante las dos guerras carlistas fue escenario de incruentos acontecimientos. En el año 1835, las guerrillas de los defensores de don Carlos llegaron a Loriguilla con Miguel Sancho, José González Arévalo, entre otros, de los valientes que tomaron Loriguilla para la causa del tradicionalismo. Igualmente, en el año 1873, José Santos, defensor de la misma causa de Dios, patria y Rey, inició, en el día 29 de agosto, sus visitas a esta población, en la que los carlistas eran recibidos de buen grado, sin oponerse jamás, ni menos aún hacer armas contra ellos . De ahí, sin duda, el que tanto en una guerra como en otra, las incursiones carlistas menudearon tanto en Loriguilla.
El templo parroquial de esta población, dedicado a san Juan Bautista, es obra del siglo XVIII y consta de altar mayor y laterales, coro y torre. La parroquia data de finales siglo XVI. Concretamente en II enero de 1597 el Obispo Juan Bautista Pérez, firmó de su mano el Decreto de segregación y reacción de las parroquias de Domeño y Loriguilla, si bien la oposición de las que resultaban disminuidas en sus rentas obstaculizaron la ejecución de este Decreto, muriendo el Obispo sin haber llevado a cabo, de hecho, la segregación.
EL ESCUDO
El actual escudo de Loriguilla, según los estudios realizados por Gayano Lluch, va citados anteriormente, recoge, en sus diversos cuarteles, las diferentes vicisitudes históricas de este municipio, partiendo de la casa romana en el río Turia, la loriga y la cruz con la medialuna, dejando en los cuarteles de su mitad inferior los blasones de Fernández de Azagra, las barras de Aragón y el linaje de los Vilanova, a este importante elemento para la denominación e incluso para su antiquísima industria, no por pérdida, menos importante a la hora de historiar sus remotos orígenes dentro de este valle encantador.
SU TRASLADO AL PLA DE QUART Y SU NUEVA DESIGNACIÓN DE LORIGUILLA DE FRANCO.
La desaparición de Loriguilla, planteada como imperiosa necesidad por la construcción del pantano de su nombre, creaba un grabe problema a este municipio, con vinculación de siglos y de fecundos esfuerzos sobre los terrenos que hoy todavía ocupa. En tales circunstancias, su actual Ayuntamiento, presidido por Joaquín Cervera Expósito, Alcalde cuyo nombre perpetuará la historia por sus desvelos para servir a su pueblo, secundado por don Tomás Cervera Expósito, don Esteban Duval Cervera, don Manuel Iraola Marimón, don Ricardo Rodrigo Cervera y don Porfirio Valero Sáez, como concejales , y por don José Alcaina García, como Secretario de la Corporación, tras denodados trabajos para conseguir el objetivo deseado, lograron de los poderes públicos que las apetencias de Loriguilla se viesen cumplidas, en cuanto se refiere al logro de su nuevo emplazamiento, valenciano y, precisamente, en la zona por ellos apetecida, razón por la que, en la memorable sesión extraordinaria, celebrada por el Ayuntamiento el día II de noviembre de 1959 a la que asistiera el excelentísimo Señor Gobernador Civil, don Jesús Pasada Cacho, pudo adoptarse, entre las aclamaciones del vecindario en pleno-que desde dentro y fuera de la Casa consistorial seguía el curso de esta histórica sesión- acuerdo tan importante como el hacer contar el agradecimiento imperecedero del pueblo de Loriguilla a ministros, organismos y aún más vivamente a s. E. el Jefe del Estado, Generalísimo Franco, por todas las facilidades que se les han dado para el traslado de su nuevo núcleo urbano a la finca denominada Masía del Conde, en lo que hoy es término de Ribarroja del Turia, lugar en donde, en fecha ya no lejana, se levantará la nueva Loriguilla, que, como expresión de esa mencionada gratitud y con arreglo al acuerdo adoptado en la sesión dicha, pasará a denominarse Loriguilla de Franco.
PALABRAS FINALES
Cuando un pueblo que ha mantenido una línea ascendente llega a la situación de desplazamiento tal y como queda planteada, nada más natural que, junto al júbilo de su proyección al futuro, quiera recordar su esplendoroso pasado, para hacerse digno de él. Así, en ese futuro próximo que para resplandecer, como jamás lo hicieran, todo el caudal de glorias que su escudo simboliza, desde su mismo remoto origen, en el que el loriguillo -siempre verde- es cual exponente de vibrante lozanía y de arraigo a la tierra -la patria- que, más que mantener, ella habrá de incrementar en su nuevo emplazamiento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

6 comentarios »

  1. Por favor, me urge una descripción heráldica del Escudo de Loriguilla o una fotografía o imagen grande donde se aprecien los elementos de la parte inferior del escudo…
    Atte. César Castillo
    Profesor Universitario UEM

    Comentario por César A. Castillo — agosto 25, 2012 @ 6:00 pm

    • Buenas tardes, gracias por seguir mi Blog, no puedo ayudarle, si pudiera se lo mandaría pero el escudo que sale en esta entrada es el único que conseguí y era en miniatura por lo que no le puedo ayudar no se si el Ayuntamiento le podrá ayudar lo siento.

      Comentario por arasdelosolmos — agosto 27, 2012 @ 12:54 pm

      • Mil gracias, ya he escrito al Ayuntamiento pero son vacaciones y NO suelen contestar a este tipo de cuestiones culturales… ojalá Ud. conozca a alguien que lo sepa describir.
        Gracias otra vez por su tiempo.

        Comentario por César A. Castillo — agosto 27, 2012 @ 4:07 pm

      • Gracias a usted por estar interesado en temas culturales solemos quedar pocos, y es una pena que se pierda las historias de los pueblos, así nos va en cultura y en educación.

        Comentario por arasdelosolmos — agosto 28, 2012 @ 8:49 am

  2. Oh, muchas gracias por mostrarme cómo era (lo que quedó de él) el pueblo de mi padre: Loriguilla. Parece ser que ya no queda nada en pie, ¿verdad?
    Un saludo.

    Comentario por rosa — mayo 26, 2016 @ 12:34 am

    • Hoy es un embalse del pantano de la Loriguilla. Un saludo Rosa.

      Comentario por arasdelosolmos — mayo 26, 2016 @ 4:37 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: