Blog de Araseventos

febrero 2, 2011

San Blas Patron de Santa Cruz de Moya

Filed under: Arte y Cultura — arasdelosolmos @ 6:10 pm

SAN BLAS
Se escuchan los susurros como cauces
de río Turia, que galopan sobre el fuego
de esta hoguera fecunda en Aras,
junto al calor del pueblo, que contempla
el pronunciado brillo en la trabina,
de unos ojos atentos de la gente de Aras,
de una mirada quieta que se embriaga
cuando brota febrero, y las cigüeñas
vuelan sobre la torre de Aras.
Se cubren de nostalgia las esquinas
con el fértil transcurso de los años,
que colocan sus huellas en montañas
en una grieta gris de atardeceres.
Hoy el pueblo te aclama con la voz,
patrón de las gargantas,
la Hombría y el Portillo se perfuman
bajo tu imagen, San Blas, que cosechas
el fervor de las gentes de Aras
de estas unidas calles, que nos brindan,
pan, aceite, bendecido de la gente de Aras.
En la villa de Aras antaño se celebraba la fiesta de San Blas, como otras muchas más, se hacia una hoguera la víspera por la noche, y al día siguiente se bendecida el pan,y aceite que se pasaba por la garganta y se comía el pan bendecido, esta costumbres religiosas y culturales, se van perdiendo y nos acordamos de San Blas cuando nos atragantamos.
La tradición nos dice que San Blas es el patrón de las afecciones de garganta y por lo tanto en tal día como hoy, se llevan a la Iglesia alimentos para ser bendecidos y comerlos como prevención a estas enfermedades. Cuando alguien se atraganta se dice, dando unos golpes en la espalda, ¡¡San Blas, San Blas !!
Biografía:
San Blas fue médico y obispo de Sebaste, Armenia. Hizo vida eremítica en una cueva del Monte Argeus.
San Blas era conocido por su don de curación milagrosa. Salvó la vida de un niño que se ahogaba al trabársele en la garganta una espina de pescado. Este es el origen de la costumbre de bendecir las gargantas el día de su fiesta.
Según una leyenda, se le acercaban también animales enfermos para que les curase, pero no le molestaban en su tiempo de oración. Cuando la persecución de Agrícola, gobernador de Capadocia, contra los cristianos llegó a Sebaste, sus cazadores fueron a buscar animales para los juegos de la arena en el bosque de Argeus y encontraron muchos de ellos esperando fuera de la cueva de San Blas. Allí encontraron a San Blas en oración y lo arrestaron. Agrícola trató sin éxito de hacerle apostatar. En la prisión, San Blas sanó a algunos prisioneros. Finalmente fue echado a un lago. San Blas, parado en la superficie, invitaba a sus perseguidores a caminar sobre las aguas y así demostrar el poder de sus dioses. Pero se ahogaron. Cuando volvió a tierra fue torturado y decapitado. C. 316.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: