Blog de Araseventos

febrero 22, 2012

Recuerdos de mi Juventud.2

Filed under: Arte y Cultura — arasdelosolmos @ 9:42 am


JUVENTUD DIVINO TESORO, ESCUELA ANTIGUA O MODERNA
Nos cuentan el tio Vicente cuando iva a la escuela, entre los refajos de lana y los piojos que nos visitaban de cuando en cuando, parecía que teníamos el llamado “baile de san Vito”, sobretodo algunos niños y entre ellos estaba yo. Llegaba a casa rascándome la cabeza (nunca teníamos parásitos en el resto del cuerpo).Mi hermana mayor, lloraba porque tenía miedo a que se los “pegara” y la verdad es que ella nunca los tenía. Las madres de los niños con parásitos se volvían locas. Mi madre se sentaba en una silla del corral me ponía la cabeza en su delantal y a despiojar…Después nos pasaba un peine de púas cerradas y con la cabeza para abajo nos peinaban para arrastrar a los piojos que no habían encontrado. No nos lavaban la cabeza con frecuencia porque decían que era malo, quizá las niñas mayores se lavaban más a menudo para estar “guapas” y esa higiene les libraba de los parásitos.
Nos decían que se cogían, muchas enfermedades teniendo la cabeza húmeda. Durante la posguerra y los primeros años de la seguía habiendo parásitos, aunque a los 11 o doce años ya nos lavamos nosotros la cabeza y empezaron a desaparecer. Mi padre sufría cada vez que me veía con la cabeza mojada y decía que me iba a volver loco de tanto lavarla y eso que lo hacíamos una vez o dos al mes. Lo raro es que no nos hayamos quedado calvos con tanta mugre. La lavamos con bolas de jabón que se disolvían y eran de lo más agresivo; pero a los piojos no les hacían “mella”. Seguían por un tiempo llegando a casa con alguno de esos habitantes en la cabeza. Entonces ya me tocaba llorar de rabia y asco. Había pasado la época en que me gustaba que mi madre me pusiera la cabeza en su delantal y me peinaba buscando los parásitos…
Don el Señor Maestro no era malo, mas bien yo diría que era muy bueno. En los ocho años de escuela, los niños de mi generación solo hemos tenido a D. P. como Maestro. A nuestra mentalidad, nos parecía que algo debía haber en su mente que le torturaba, nunca pensábamos que podíamos ser nosotros (hoy se llamaría estrés profesional…) A veces hablaba solo y se le notaba como ausente; lo aprovechábamos los niños para correr por la escuela de un pupitre a otro y cuando el bullicio era demasiado estrepitoso…volvía a su ser y se armaba “la marimorena”, haciendo buen uso de la famosa regla. Quizá le daba lastima nuestra común miseria y nos dejaba hacer, haciéndose el distraído hasta que nosotros “nos pasábamos” en nuestro comportamiento. ¡Quien sabe!
En la escuela hacía mucho frío. Había niños con sabañones: los dedos se les ponían inflamados y dolían y picaban a partes iguales. El señor maestro y los padres acordaron que los niños podían llevar leña de casa. La estufa ¡Que humareda se formaba! Cuando el Maestro. Se paseaba por la escuela y parecía “ausente” hablando solo.
Los recreos eran muy divertidos. Jugábamos al hoyo con alubias desde una distancia de tres metros aproximadamente, y la que no entraba dentro del hoyo había que “pitarla” (lanzarla) con el dedo pulgar el índice y el corazón hasta hacerla caer en el hoyo. Llevábamos las alubias en unas bolsitas de tela que hacíamos en casa. También jugábamos a botones; esto era un suplicio para las madres, pues les arrancábamos de cualquier prenda de ropa .Si eran bonitos tenían mas valor. También jugábamos al: “churro”, a la “gallinita ciega”, al “cartetas”, al “escondite”, a l “mano”, a “las tabas” , a la “comba”, al “tres en raya”…etc.
También teníamos religión. Un día a la semana Catecismo e Historia Sagrada. El entonces sacerdote del pueblo. Tampoco nos daban siempre la catecismo en la escuela, en ocasiones lo hacían en la Iglesia. Si el maestro castigaba con la regla en las uñas, había sacerdotes que a los niños que no sabían bien el catecismo le daban tirón de las orejas. Los niños como tenía que trabajar pues estaban poco tiempo estudiando, llegábamos tarde y entonces nos preguntaban porque llegas tarde demasiado lo sabían, también éramos algo tímidos y nos costaba arrancar…Pero como a todos los niños también nos repiquetearon bien las orejas. Antes habia mas respeto a las personas y más educación.
Fernando Pérez. Araseventos.

3 comentarios »

  1. Hola

    Podríamos saber el año aproximado de la foto??

    Gracias

    Comentario por ESTHER — marzo 5, 2012 @ 8:52 am

    • Gracias por seguir mi pagina, ESTHER la foto es del año 1952

      Comentario por arasdelosolmos — marzo 5, 2012 @ 10:56 am

      • La verdad es que seguimos la información de la web, porque así nos enteramos de lo que pasa en el pueblo.

        Muchas gracias por la información.

        Comentario por ESTHER — marzo 6, 2012 @ 9:16 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: