Blog de Araseventos

enero 31, 2013

Historia del Hogar de Aras.

Filed under: Arte y Cultura — arasdelosolmos @ 7:20 am

Recopilación de Datos Historia del Hogar de Aras.

El Hogar de Aras es una sociedad cultural que nació en 1950 después de unas fiestas Patronales, en aquella época, se celebraban a primeros de septiembre, del 1 al 10.

Peña-la-Esperanza

Un grupo de areños y veraneantes, que formaban “Peña La Esperanza”, concibieron la creación de una sociedad que les mantuviera unidos e informados en la capital de Valencia, proyectando la imagen del pueblo que tanto amaban hacia el resto de valencianos. Aquella Junta se celebro en los locales de la Colonia Titaguense, con domicilio en la calle Serranos  donde tuvo la primera reunión, despues sería calle Gil Polo Nº 3 de Valencia,  para crea  la Peña de Aras que se llamo al principio. Pasado un tiempo, y habiendo echo varias gestiones por algunos miembros de la Peña, se hace una junta general con los estatutos constituidos en fecha 3 de junio de 1951, con el nuevo nombre de la sociedad, llamada Hogar de Aras,  no había una marcha ascendente, se tomo la iniciativa de hacer una comida de hermandad en los locales de la Sociedad de Ganaderos situada en la calle Convento Santa Clara Nº 12 de Valencia, donde acudió el Presidente de la Diputación Don González Martín. Ese día ya empezó ha aumentar el numero de socios del Hogar de Aras. De  aquella Junta  fueron: Dr. Salvador Roda Soriano, Baltasar Sebastián Cubel, José Antonio Aucejo Sebastián, Miguel Gálvez Pérez, Ramón Sánchez Andrés, Ezequiel Polo Marques, Jesús Andrés Andrés, Cristóbal Sánchez Gálvez, Nicolás Santafé Polo, Bernadino Alba Sebastián, José Meredo Jorda, Francisco Pérez Vea, Emilio Sancho Pérez, Blas Gijón Linares, Elíseo Sánchez Algarra, Vicente Gimeno Ferrer, Evelio Teruel Sánchez, Rafael Iborra Soler, Pascual Soriano Polo y  Antonio Polo Pérez.

Presidentes del Hogar de Aras:

1- D. Salvador Roda Soriano. Del 1951 a 1952.

2- D. Baltasar Sebastián Cubel. Del 1952 a 1958.

3- D. Blas Gijón Linares. Del 1958  a 1959.

4- D. José Antonio Aucejo Sebastián. Del 1959 a 1961.

5- D.  Miguel Gálvez  Pérez. Del 1961 a 1966.

6- D. Antonio Pérez Polo. Del 1966 a 1976.

7- D. Manuel Collado Banacloche. 1976 a 2006

8- D. Rafael Sánchez de la Concepción. Del 2006

Sabemos que hay muchos fundadores y socios que sin ocupar cargo alguno podrían también hablar largo y tendido de este hogar, pero la lista sería larguísima y por eso, desde estas líneas, les rogamos nos disculpen. Y a los fallecidos que Dios los tenga en el mejor lugar de los privilegiados.

Aras de Alpuente - Santa Catalina estampa 1954

Detalle de esta estampa  recordatorio editada en 1954 con motivo de la fiesta religiosa en honor a Santa Catalina Mártir, patrona de Aras de los Olmos, entonces denominado Aras de Alpuente, celebrada el 28 de noviembre por el Hogar de Aras en la Real Capilla del Convento de Monjas de Santa Catalina de Valencia.

De aquella inicial Junta Directiva fundadora pocos socios quedan, desgraciadamente. Hacer un recuerdo especial a D. Adolfo Cámara, ya fallecido, por sus publicaciones referentes al Hogar de Aras. Pero aún tenemos un socio que es la memoria histórica de nuestro Hogar, don José Antonio Aucejo Sebastián. El es el referente de cariño, sacrificio y empeño por mantener 61 años viva nuestra sociedad, aunque ya mayor, se emociona mucho cuando se habla de Aras.

Recopilando datos nos llamo mucho la atención este comentario hecho por D. Baltasar Sebastián:  “Yo particularmente, he hecho por el Hogar todo lo que he podido, aunque yo no soy natural de Aras de Alpuente, he pasado, desde que tenía cinco años, los veranos allí y mi corazón está con Aras y con mi querido Hogar de Aras”.

Hogar-de-Aras-1954

Comentario de Mª Francis Sebastián:

“Me acuerdo mucho de mi padre que después de terminar su tarea laboral llegaba a altas horas de la noche a casa después de las juntas. Llevaba al pueblo y al Hogar en su corazón. Si viviera hoy en día y viera las veces que nombran a su pueblo en la información del tiempo en canal 9 se emocionaría muchísimo. Allá donde este (seguro que es un sitio bueno), se que lo estará viendo y estará alegre y orgulloso de Aras. “¿Que tal la fiesta de nuestra Patrona?, os tuve en el pensamiento, haber si otro año me desplazo a pasarlo con vosotros”. Un fuerte abrazo”.

Tuvieron su primer local en alquiler en la Calle Poeta Badén Nº 4, más tarde pasaron a compartir local con la Colonia Titaguense hasta que se trasladaron al local sito en la Calle Cuarte Nº 30, donde todos los días estaba abierto, había mucha asistencia de socios, sábados, domingos y festivos, era el centro de reunión de los Areños y simpatizantes para bailar al ritmo de la orquesta que había en el hogar, en estos años el Hogar de Aras era una de las tres casas u hogares de reunión más importantes de la Comunidad Valenciana.

Más tarde se compro el local social propiedad del Hogar de Aras enclavado en la calle Derechos Nº 29, en su segundo piso. Era un amplio espacio de más de doscientos metros cuadrados en donde había diversas dependencias. En la actualidad la sociedad está situada en Burjassot en la calle Dr. Moliner, 8, en donde la directiva del Hogar vio la mejor opción tanto por el local, una planta baja amplia y debidamente equipada, como por la localidad, en el camino a Aras y residencia de muchos Areños que viven y trabajan en Valencia o cercanías. Aunque el mayor número de los socios viven en Valencia, y algunos de estos no lo vieron con buenos ojos el cambio a Burjassot.

Antes de celebrar sus Bodas de Plata en el año 1976, el Hogar de Aras ya tenía una histórica trayectoria en Valencia, habiendo inaugurado sus propios locales después de haber residido en dos locales anteriores sin contar la amable acogida que recibió por parte de la Colonia Titagüense y cuyo inicio oficial  se fraguó en sus locales.

Hoy en la actualidad la Colonia Titaguense, comparte local con el Hogar de Aras en Burjassot.

El origen de el Hogar Aras  hay que buscarlo en una época en la que cuando se salía de la tierra que le vio a uno nacer suponía un gran  esfuerzo volver, por las deficientes comunicaciones que imposibilitaban el viaje, dejándolo en el mejor de los casos para el periodo vacacional y no siempre. Esto era al principio algo elitista porque muchos de los emigrados no podían permitirse el lujo de pagar la cuota ni disponían de tiempo para dedicarse a actividades lúdicas, estando formado el cuerpo social principalmente por personas residentes en Valencia con intereses económicos en su lugar de origen, por universitarios que iban a estudiar la carrera y que en su casa les podían costear todo lo que ello acarreaba, pero también los había que con gran esfuerzo económico se hacían socios para “matar el gusanillo”, tratando de suplir la añoranza de estar lejos al desconocer cuando iban a poder regresar aún a sabiendas de que solo sería por unos días.

El desarrollo fuerte de Hogar de Aras llegó con el sistema actual de libertad de asociacionismo. Es decir, los socios de verdad que para lo único que estaban allí era para engrandecer su tierra, que  no es poco, aportando desinteresadamente  trabajo, esfuerzo, desvelos y tiempo, involucrando en esta tarea a la familia.

Las actividades externas que realizan son de las más diversas y buscan la participación de su cultura en el lugar de residencia. Quizá la más importante sea la de la promoción del pueblo de  Aras de los Olmos. Casi siempre, a través de las fiestas de Santa Catalina. Otras actividades comunes en todas ellas de cara a la proyección exterior son conferencias, excursiones promocionando su lugar, presentación de libros, semanas culturales, poesía, y ya en plan multitudinario romerías, matanzas, certámenes, actuaciones teatrales, corales, venta de productos de la tierra.

Respecto a las actividades internas, pensadas únicamente por y para los socios tenemos los juegos de mesa de cartas, domino, bailes, costura, manualidades, etc. Las obligaciones legales penalizan cada vez mas los trabajos administrativos de los directivos para poder estar en regla de cara a los Ayuntamientos donde radican, cada vez mas exigentes en la documentación, y también de cara a los socios a los que hay que rendir cuentas cada año, en definitiva ha aumentado el papeleo en todas sus vertientes.

El Hogar se financia con las cuotas de los socios, por unos alquileres, por la explotación de los locales, y por el beneficio que puedan producir las actividades de excursiones y loterías. Un capítulo importante son en algunos casos las subvenciones que reciben algunas  asociaciones, no es el caso del Hogar de Aras.

El futuro a largo plazo de estas asociaciones es incierto pues la edad media de su cuerpo social es alta y sus hijos al hacerse mayores se desentienden de ellas porque, no lo olvidemos, son nacidos en Valencia y no les “tira” la tierra de sus padres como para dedicarle tiempo y dinero. Por otra parte, como pasa en la mayor parte de las asociaciones sin ánimo de lucro o interés político, las personas de la directiva siempre son las mismas porque no existe relevo generacional y a lo sumo, utilizando un símil agrícola, quedan en barbecho en una legislatura, pero vuelven a la siguiente porque el corazón les puede cuando algún puesto se va a quedar sin cubrir por falta de compromiso de los demás.

Con este trabajo hemos querido romper una lanza a favor del  Hogar que tanto hacen por la promoción de la cultura de cada rincón de Aras. Cuando veamos una actuación de su grupo o desarrollando cualquier otra actividad, respetémosla porque debemos de saber que hay detrás mucho trabajo desinteresado y no pensemos de forma simplista que es “algo folclórico”. Muchos se consideran orgullosos de poder tirar de este “carro”.

La revista, es un gasto importante y que tiene un gran significado pues es el vehículo de comunicación con los socios que por distancia del Hogar no acuden con asiduidad y así de esta forma pueden estar informados de las actividades que se programan y que son una de sus razones de ser. La junta directiva se considera gratificada, y lo considera un éxito, al ver que los esfuerzos de organización que llevó a cabo han sido coronados por la existencia, salvando los problemas habidos. Y el Olmo, es la forma de destacar aquellas personas que dedican  parte de su tiempo a fomentar cualquier actividad  cultural, o realizar trabajos para realzar el nombre del pueblo de Aras de los Olmos, sin ningún interés económico para quien lo realiza.

Es una recopilación de datos de la Historia del Hogar de Aras.

Fernando Pérez. Araseventos.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: