Blog de Araseventos

abril 30, 2013

1 de Mayo día del Trabajo. Trabajadores Autonómos.

Filed under: Arte y Cultura — arasdelosolmos @ 2:11 pm

Recordando a todos los Trabajadores Autónomos.

Todo trabajador tiene su contribución al trabajo o el arte: ponemos un ejemplo, el día a día de dos personas que no es otro que el dedicarle cada jornada a traer el pan a casa, que ya es; subidos en una escalera, agachados, de pies, de rodillas pintando con una brocha gorda o fina, o con un rodillo, dándole color a paredes, techos, muebles, escondites y rincones. Una vez que se van y dejan lo hecho, ya nadie se para a apreciar su trabajo. A lo sumo, se dirigirán al propietario de la vivienda para celebrar su buen gusto por el color elegido. Los que viven por sus manos ya no gozan de ese privilegio gremial de los artesanos. Ya no se recuerdan, ni se celebran sus patronos: San Marcos, de los pintores; San Isidro, de los Agricultores; La Virgen de los Reyes, de los Pastores, Santo Bartolomé, de los yeseros; San Antonio de Padua, de los albañiles; San Eloy, de los Herreros; San Cristóbal, de los Conductores; San José, de carpinteros y ebanistas; etc. etc. Que si uno se equivoca de santo en la invocación, pues igual el tajo no le cunde. Claro que esto no les pasaba a mis dos amigos hermanos, Antonio y Miguel, Tomas Sierra, hoy ya Jubilados. Que tienen su propia fe y, a su manera, que no deja ser la honestidad de quien cumple con el trabajo bien hecho, ya lo hacia su padre, y se encomendaba a su patrono, y lo pintaba.
Pintor
Ellos, cada mañana, se embadurnaban del color que corresponda a cada techo y le sacaban partido a la jornada. Así, hasta que cada noche en cansancio se cumplía. Claro que, nadie venga a pensar que hablamos más que de dos personas corrientes, anónimas, como tantas otras en tantos lugares diferentes que tienen que ganarse el pan con sus manos. Dos hombres más, que además le daban son a su rutina con la alegre canción que arrastra la brocha en su ir y venir deslizándose por cada pared. No siempre se ha de hablar de quien escriben la Historia, también se ha de hacer con más derecho de quienes la padecen, de quienes las soportan y de quienes la sufren. Seguramente sus méritos no alcancen a ocupar la primera, ni la última plana de cualquier noticia; porque la rutina no posee más excelencia que lo cotidiano. Pero también las palabras minúsculas tienen espacio en cualquier texto, pese a no resaltar como las mayúsculas. Antonio y Miguel, dos pintores más, dos obreros más que podrían representar a miles de los que cada mañana le quintaban a la mañana el sueño para enfrentarse al trabajo. Aquí no hay milagro, no hay heroicismo, tan sólo la voluntad, la obligación de quien entendían el trabajo como lo que es. No sólo se va a hablar de los guapos, de los artistas, de los intelectuales, de los políticos, de los famosos. A veces, hay que recordar con más derecho a quienes procuraban que el mundo siguiera, y siguiera su rueda siga girando, no nos damos cuenta de ello; porque no lo proclamaban, y tan sólo cumplían, y hoy siguen cumpliendo los autonomos con su trabajo.
Fernando Pérez. Araseventos.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: