Blog de Araseventos

diciembre 19, 2013

Los Montes en los Serranos.

Filed under: Arte y Cultura — arasdelosolmos @ 7:35 pm

Conferencia pronunciada en el Centro de Cultura Valenciana, el día 3 de Febrero de 1962- Dissabte literari dels  Cronistes, por el llmo. Sr. D. Bernardino Alba Sebastián, Alcalde de Aras de Alpuente y consejero Provincial del Movimiento por el distrito de Chelva.

 No vamos a desarrollar todos y cada uno de los epígrafes enumerados, porque hablamos de riqueza cuando en verdad y más propiamente deberíamos hablar de pobreza, pero vamos a desarrollar lo más importantes  capítulos económicos de estas comarcas.

   La Vicesecretaria Provincial de ordenanza Económica ha tenido la gentileza de designarme, en la reunión del Consejo Económico Comarcal de Chelva, para desarrollar la ponencia forestal en sus distintas facetas, y yo he aceptado este encargo como acto de servicio a los intereses económicos de esta comarca. A esta ponencia me voy a referir.

   Difícil es para mí tratar temas tan arduos como el presente, que son competencia de los Ingenieros de Montes que, siempre celosos del cumplimiento de su deber, investigaron y lucharon con una tenacidad desaforada por el progreso de la riqueza forestal Española, y especialmente el Distrito de Valencia que conocemos y cuyas orientaciones hemos seguido. Yo no cuento con medios técnicos o profesionales, pero si con las experiencias vividas en relación con la racional explotación de los montes, especialmente del monte de los Propios del Ayuntamiento de Aras de Alpuente y otros de idénticas características de la comarca. Ello me permite algunas sugerencias que, de estimarlas la Superioridad, contribuirían a resolver los problemas más urgentes de los pueblos forestales de estas comarcas que, aún lejos  de la capital, soportando las inclemencias climatológicas, la pobreza y la improductividad de nuestro suelo, de escasa  capa laborable y sin medios económicos para hacer frente a la mecanización de nuestra agricultura, se sienten orgullosos de pertenecer a la comunidad valenciana, la Valencia de sus vastos y encantadores  huertos de naranjos, la de los ricos marjales, la de los montes verdes y jugosos. Y pensamos que un día ha de llegar en que los organismos centrales escuchen y atiendan nuestras justas aspiraciones y que Valencia nos lleve con mano firme y paternal a ese difícil y complejo Madrid que todo lo absorbe y centraliza, que abarca mucho y matiza poco. Quizá fuera para nosotros una solución la riqueza forestal.

   Con referencia a este capítulo, se está llevando a feliz término la repoblación en unos montes por el sistema de consorcio, bien dirigido y administrado por los expertos e incansables Ingenieros  del Patrimonio Forestal del Estado, en Valencia. Y otros  a tenor de los planes de mejoras redactados por los Ingenieros de Montes del Distrito Forestal de Valencia.

   Está de manifiesto el interés del Gobierno por fomentar la riqueza ganadera-hemos de tratar  de la ganadería en conjunción con el bosque- con la concesión de créditos y otras ventajas que la Diputación de Valencia ha sabido interpretar creando en el seno de la corporación el Servicio Provincial del Crédito Pecuario.

   No obstante, tenemos que reconocer que, con la mejor intención, se han encontrado en muchos montes los intereses forestales con los ganaderos, llegando hasta la total extinción del pastoreo del ganado cabrío. No podemos negar que los montes han progresado extraordinariamente, pero también es cierto que se ha sacrificado una riqueza presente por una futura, y que la desaparición del ganado ha sido causa, en parte, de la emigración y consiguiente despoblación de algunas zonas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    En mis frecuentes visitas al monte he observado que a la cabra, únicamente le agrada morder al pino durante la savia del mismo. Transcurrido este periodo, que comprende desde 1.º de marzo hasta finales de junio, podría muy bien  pasturar el ganado cabrío sin daño para los pinos jóvenes; por consiguiente, estimo que vedando los montes repoblados de pinos  durante los cuatro meses de referencia,  que constituyen la primavera, se resolvería esta dificultad sin adoptar medidas extrema , pues sería  fácil retirar el ganado cabrío a pasturar en los terrenos de laboreo, que los hay, por existir el barbecho en los términos municipales de esta comarca. Teniendo en cuenta también que en las zonas de repoblación no debe pasturar el ganado cabrío hasta que los pinos tengan tres o cuatro años. Pero comoquiera  que en estos montes las zonas de  repoblación artificial ocupan una exigua parte de la superficie del monte, por darse en los mismos en más del 80 por 100 la repoblación natural, en está si que podría pasturar el ganado cabrío los ocho meses comprendidos de julio a marzo. También hemos de considerar que el pastoreo del ganado cabrío ofrece algunas ventajas para la conservación de los montes, como es comerse la coscoja y otras hierbas que producen el mantillo que se desprende los posibles incendios, cuyos siniestros se producen todos los años en las épocas de estío y destruyen la economía forestal.

   Por las podas llevadas a efecto en los montes de los Propios  de esta comarca, se ha venido observando  un crecimiento extraordinario de los pinos podados, y mucho mayor sería el progreso de estos pinos podados, y mucho mayor sería  el progreso de estos pinos jóvenes si se revisaran ciertas zonas de los bosque-pinar, en donde existen pinos centenarios, árboles corpulentos que elevan y extienden sus copas  en un radio de ocho y diez metros, cuyos pinos, por  su vejez, ya no tienen un crecimiento normal, sino muy lento o casi nulo, y en cambio, dificultan el desarrollo de los pinos jóvenes de repoblación natural que nacen abundantemente y viven oprimidos y raquíticos bajo los copos de los pinos viejos. Está  demostrado por los técnicos que los pinos y toda clase de árboles crecen a un ritmo mayor hasta los  cuarenta años que calcula la vida más progresiva del pino.

   Todas las características de los montes de los propios Ayuntamientos de Aras de Alpuente, Puebla de San Miguel, Titaguas, Tuéjar, Benagéber, Chelva, Calles, Domeño, Loriguilla y Alpuente que están ordenados en el primer decenio, estimamos debiera hacerse un estudio técnico por los  Ingenieros del Distrito Forestal de Valencia, a fin de ver si con uno  o varios aprovechamientos extraordinarios de estos pinos viejos , se pudiera arbitrar el numerario efectivo para  adquirir un equipo de maquinaria para mecanizar la miserable agricultura de nuestros pueblos.

   Son muchas las dificultades que surgen para llevar a cabo la apetecida reforma agraria. La experiencia de 23 años en la Alcaldía de mi pueblo, es decir, desde la Liberación, me ha demostrado que no es fácil llevarla a cabo por exigir  una reorganización económica a fondo del pueblo español, ya que ni todo él es cultivable ni menos habitable.

   La propiedad Familiar  es uno de los postulados del Movimiento, así  como la sindicación de todos los productores agrícolas. Permitidme, pues, que haga estas sugerencias que creo tan interesantes para la vida de nuestros pueblos, ya que senos va a decir que los montes están  ordenados y se extrae de cada cuartel y de cada rodal  la madera o los metros cúbicos que da una explotación racional y que no puede hacer más. Esto  son en realidad barreras de la Ley. Pero por eso se estableció  la norma  de revisar  cada cinco años las Leyes. Y por ello, después de reconocer que tenemos que agradecer al Cuerpo Técnico de Ingenieros de montes la riqueza creada, gracias  a una legislación rígida y severa  en materia de ordenación de montes, también postulamos una flexibilidad  acomodaticia a cada circunstancia, y que en definitiva se revise la Ley de Montes o se faculte a los Ingenieros del Distrito, en este caso  de Valencia, para llevar a la práctica el estudio técnico en cada caso particular, es decir, teniendo en cuenta que la ordenación de montes está al servicio de la economía y no puede tener una finalidad en sí misma. Postulamos en este aspecto que los Ayuntamientos sean autorizados para conceder esto a créditos, que podrían los agricultores reintegrar a sus respectivos Ayuntamientos en diez o veinte años, descongestionando al Estado de tantas obligaciones que se ha creado.

   En otras ocasiones, al hacer estas sugerencias se nos ha dicho que la solución más viable es solicitar  prestamos hipotecarios al amparo del Real Decreto de 9 de marzo de 1926, en virtud del que se faculta a los Ayuntamientos a solicitar dichos préstamos al Instituto Nacional de Previsión, con la garantía de los montes.

   También se concede por el Ministerio de Agricultura crédito agrícola por el 60 por 100 del presupuesto de compra o adquisición de maquinaria agrícola, tractores, etc., amortizables en cuatro años y con el 3´75 por 100 anual sin más garantía que la firma de dos avalistas, importante ayuda a los agricultores en los terrenos buenos  o medianamente buenos, pues ellos son suficientes los referidos plazos de amortización; pero en estas tierras no podrían los agricultores amortizar en cuatro años ni en diez la maquinaria adquirida, por su escasísima producción, y es por eso por lo que sugerimos que se conceda por los Ayuntamientos el crédito amortizables en 10 o 20 años. De no ser así, los agricultores de esta comarca tienen que seguir afrontando la situación tan pavorosa que vienen sufriendo.

                Continuara

Recopilación de datos: Fernando Pérez. Araseventos

 

 

 

1 comentario »

  1. Es grandde artículo. Felicidades de nuevo y saludos.

    Comentario por carreteras — febrero 28, 2014 @ 10:49 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: