Blog de Araseventos

febrero 6, 2014

El Rincon de Ademuz y la Serranía Valenciana 1962.

Filed under: Arte y Cultura — arasdelosolmos @ 6:43 pm

EL RINCON DE ADEMUZ Y LA SERRANÍA.
PROYECCION POLITICO-ECONOMIA.

Conferencia pronunciada en el Centro de Cultura Valenciana, el día 3 de Febrero de 1962- Dissabte literari dels Cronistes, por el llmo. Sr. D. Bernardino Alba Sebastián, Alcalde de Aras de Alpuente y consejero Provincial del Movimiento por el distrito de Chelva.

Durante cerca de un cuarto de siglo don Bernardino Alba Sebastián desempeña la alcaldía y jefatura local del Movimiento en aras de Alpuente. Es actualmente Consejero Provincial del Movimiento y ha sido Diputado por el Distrito de Chelva. En su gestión se ha caracterizado por el tesón puesto al servicio de un pueblo y de los amplios intereses que fueron confiados, y son incontables las realizaciones materiales que como estela luminosa deja tras de si. El Mando le ha distinguido con diversas condecoraciones, pero la satisfacción del deber cumplido es para don Bernardino el mayor timbre de gloria. Con todo, se habla insistentemente de solemnizar, como el caso lo reclama, sus bodas de plata como Alcalde, con la seguridad de que será unas efemérides sonadas. V. C.

Don Bernardino Alba Sebastián, expone sus puntos de vista ante las Autoridades Valencianas.

Indudablemente el Rincón de Ademuz y la Serranía valenciana constituyen dos comarcas perfectamente diferenciadas por la Naturaleza, a groso modo, por la Historia. Podíamos muy bien eludir en estudiarlas conjuntamente, pero hay razones, que pronto conoceréis, que nos determinan a no prescindir del Rincón de Ademuz.
El territorio que vamos a estudiar forma dos comarcas y dos partidos judiciales, pero estos conceptos no se identifican. Los partidos Judiciales son Villar del Arzobispo y Chelva. Al partido de Chelva, como sabéis, pertenece al Rincón de Ademuz.
Pero no faltan pequeños detalles por ajustar. Así, por ejemplo, el pueblo de Sinarcas, geográficamente de la Serranía, se integra en el partido judicial de Requena, sin duda por cuanto sus comunicaciones se determinan en función de Valencia-Requena. El pueblo de Chera, en cambio, pertenece administrativamente al Villar del Arzobispo, pero la realidad, la virtualidad de las comunicaciones, lo integra también en la comarca de Requena, y así, en las últimas manifestaciones comarcales, fueron las Juntas de Autoridades y Mandos organizadas por la Jefatura Provincial del Movimiento, Chera formó con Requena-Utiel. Casinos a su vez, del partido judicial del Villar del Arzobispo, pertenece a la geografía de Liria, tanto en el aspecto físico como en el humano. Casinos es el único pueblo de habla Valenciana incrustado en los partidos judiciales que forman las comarcas que vamos a estudiar.
¿Razón de que sea yo quien os hable de estos problemas? Pues, la verdad, tratando de encontrar alguna razón, no otra encuentro como no sea el hecho cierto de ser el más antiguo alcalde de la Serranía, y aún, posiblemente, de toda la Región Valenciana, pues son ya veintitrés años que vengo ejerciendo en Aras de Alpuente esta magistratura. Ello y el haber desempeñado el cargo de Diputado del distrito de Chelva durante seis años, más otros seis como Consejero provincial del Movimiento, también en el mismo distrito, y una vocación indeclinable por servir a estos pueblos de la Serranía Valenciana, de donde soy hijo, constituyen, como digo, las razones que me llevan a ofreceros con el presente trabajo una visión de conjunto del problema económico de ambas comarcas. Como por otra parte el mando provincial me ha conferido una ponencia del Consejo Económico Comarcal que actualmente se celebra en Chelva, con mayor motivo he encontrado un espacio libre que me permite este diálogo con vosotros.
El integrarse el Rincón de Ademuz en el partido judicial de Chelva y el haber yo representado a los Ademuceros en la diputación, amén del contacto ininterrumpido mantenido con aquella alejada comarca, y de los lazos de amistad y buena vecindad creados al correr de los años, todo ello, repito, me han aconsejado incluir en este estudio al Rincón de Ademuz, no sólo por el conocimiento vivido de sus problemas, sino también porque respeto del Rincón de Ademuz nos hemos de reforzar todos por hallar razonas en vez de excusas.
Ahora bien, si existe alguna conexión entre la política económica a seguir en estas comarcas y la magnifica labor de exaltación de la lengua y la cultura valenciana que desarrolláis vosotros. Cronistas del Reino, eso ya no soy yo quien debo decirlo. Invito a tomar parte en nuestro (dissabte literari), me he aprestado, eso sí, a dar mi conformidad y arrimar el hombro a esa tarea de reconstrucción moral y material que pesa sobre vosotros, Cronistas del Reino. En esa línea del mejor servicio a nuestra Valencia siempre me tendréis. Me tuvisteis el año pasado cuando os dignasteis visitar Aras de Alpuente, y me tendréis siempre que me llaméis.
Por ello, confortado con vuestra bondad, convencido de que aquí tengo amigos y un clima inmejorable para comprender los problemas y las necesidades de este pedazo de tierra Valenciana que hoy represento, vamos a entrar en el desarrollo del tema

Nota geohistorica. Índice de la riqueza. Como impulsar e resurgir económico. Síntesis.

DIGNAS autoridades y representaciones, señores Cronistas del Reino, amigos de la Serranía Valenciana, señoras, señores: permitidme que, a guisa de introducción, trate de justificar el por qué de este estudio y la razón de que sea yo mismo su expositor.
Plenamente identificados con esa preocupación cultural y patriótica que se manifiesta en nuestra Región y que de modo tan eficaz se impulsa por los Cronistas del Reino acogidos en el Centro Cultura Valenciana, desde este histórico Salón del Consulado de la Lonja, hemos afrontado el presente trabajo sobre el Rincón de Ademuz y la Serranía y su proyección político-económica.
NOTAS GOHISTORICAS.
Una elemental estructuración nos obliga a informar sucitamente sobre algunas particularidades geohistóricas del Rincón de Ademuz y la Serranía.
Vamos con el Rincón de Ademuz.
Limita al norte esta comarca con Aragón, al sur con Castilla, al este con Aragón y al oeste con Castilla. Como veis se trata de un territorio Valenciano aislado por completo del resto del país y con el cual se comunica mediante una carretera que cruza tierras totalmente de otras regiones. Esto de la carretera es un decir, pues sabéis por experiencia que esa carretera es impracticable hoy. Recordaréis que cuando estuvisteis en Ademuz el pasado año, para entrar al Reino de Valencia desde Ademuz, por Aras de Alpuente, tuvisteis que dar una vuelta considerable, bordeando el macizo d Jabalambre, tan sólo por tres kilómetros que faltan construir.
Esta comarca del Rincón de Ademuz la forman las poblaciones de Ademuz, Castielfabib, Vallanca y puebla de San Miguel, que son villas, y los pueblos de Torre Baja, Casas Altas y Casas Bajas.
El clima de Ademuz es sano, las aguas excelentes, el terreno muy quebrado. Lo cruzan los ríos Turia, Ebrón, Bohigas, Rambla del Val y Riodeva. Tiene además las importantes fuentes denominadas de Casas Bajas, la Puebla y Más del Olmo. Pero fundamentalmente la comarca viene determinada por el río Turia, Blanco o Guadalaviar, que es el fundamento de la riqueza del Rincón de Ademuz.
Sus montañas son de Sierra Javalambre, si bien una pequeña parte del territorio está afectado por la sierra castellana de Salvacañete. También la sierra Camarena se enseñorea de una pequeña porción de Ademuz. El término de la Puebla de San Miguel hay una cota, llamada el Alto de la Barraca, que señala el punto más elevado de la Región Valenciana, catorce o dieciséis metros por arriba del Peñagolosa. Pero vayamos al detalle de sus pueblos.
La villa de Ademuz cuenta con unos cuatro mil habitantes y su término mide 100´66 kilómetros cuadrados. En su extenso término abundan las montañas aisladas, procedentes unas de Javalambre y otras de Camarena. Y la misma población está situada en la falda de un cerro, a 752 metros sobre el nivel del mar. Forman parte de su jurisdicción las aldeas de Val de la Sabina, Sesga y Más del Olmo, y los caseríos Las Eras, Guerrero y el Soto. La población ofrece muy buen aspecto, Su iglesia es un edificio sólido. Muy interesante es la ermita de Nuestra Señora de la Huerta por su románica. En su término y en la población se han encontrado restos interesantes de todos los tiempos.

RINCÓN DE ADEMUZ.

Ademuz
Conferencia pronunciada en el Centro de Cultura Valenciana, el día 3 de Febrero de 1962- Dissabte literari dels Cronistes, por el llmo. Sr. D. Bernardino Alba Sebastián, Alcalde de Aras de Alpuente y consejero Provincial del Movimiento por el distrito de Chelva.
CASAS BAJAS: Cuenta con algo más del millar de habitantes y su término mide 22´61
Kilómetros cuadrados. Sus aguas son muy estimadas. Es el primer pueblo del Rincón al que se accede por la parte de Valencia.
CASAS ALTAS: Tiene una población sensiblemente menor del millar d Habitantes y su término 15´89 kilómetros cuadrados. Casas Altas fue adoptada por la Diputación del Reino hace unos años, y gracias a la ayuda de esta Corporación se ha podido dar un impulso a este pueblo.
CASTIELFABIB: Tiene 2.500 habitantes y su término, el mayor del Rincón, mide 108´26 kilómetros cuadrados. Está situado sobre un monte a 900 metros de elevación y junto al río Ebron o Castiel. Sus montes, que hacen del término un conjunto escabroso proceden de la sierra Salvacañete, que se desarrolla en Cuenca principalmente. Pertenecen a esta jurisdicción de Castielfabib las aldeas y caseríos de Arroyo Cerezo, Cuesta del Rato, Más Jacinto, Más del Cojo, Las Monjas, Los Pájaros y Los Santos. Entrando al Rincón de Ademuz por Teruel, encontramos primeramente a Más Jacinto. Sobre la Muela del Cerezo está el mojón que señala la divisoria de los tres reinos. Aragón, Castilla y Valencia. Todo Castielfabib es un relicario histórico y hasta un tesoro arqueológico. Tiene en el término un castillo que se le supone de origen romano-Castillo de Fabio- y otro que se le cree morisco. Pero hay restos de más antiguas civilizaciones, sin duda, que esperan merecer algún día la atención del Servicio de investigación Arqueológica de nuestra Diputación.
LA PUEBLA SAN MIGUEL: Cuenta con 400 y pico habitante y su término mide63´72 kilómetros cuadrados. El hecho de un término tan extenso contenga tan poco vecindario denota cuán abrupto es y difícil para el cultivo. Por cierto que la Puebla de San Miguel ha sido primer municipio del Rincón que ha tenido comunicación directa con Valencia, a través de una pista de 18 kilómetros que construyó la Diputación hace unos años y cuya pista arranca desde nuestra Aldea de Losilla.
TORREBAJA: Tiene cerca del millar de habitantes y su término, verdaderamente exigno, mide 2´85 kilómetros cuadrados. Forma parte de su jurisdicción la aldea y antiguo municipio de Torre Alta, que hoy conserva su parroquia independiente. El término de Torre Baja el Turia recibe las aguas del río Ebron, formando un paraje encantador, un vergel riquísimo, que hace de Torre Baja el pueblo más rico, relativamente, de la comarca. Conserva este pueblo el palacio señorial de los Castiblanque y en los últimos años Torre Baja ha experimentado evidentes mejoras en sus servicios.
VALLANCA: Cuenta con más de mil habitantes y 56´49 kilómetros cuadrados. Es un pueblo delicioso por la limpieza y aseo de sus calles. En el conjunto urbano se entremezclan algunas cuevas, una monumental, prehistórica sin duda. El término es abrupto y de él forma parte la aldea de Negrón. Vallanca, admirablemente regida, espera poder comunicar con Valencia mediante la construcción de un tramo de carretera, a través de la provincia de Cuenca, que le lleve a la carretera Valencia-Madrid.
Esta es la ficha geográfica de Rincón de Ademuz, una comarca admirable por muchos conceptos, y que por serla más alejada del corazón del Reino merece un trato especial. A partir de la Liberación hemos conseguido incorporar espiritualmente la comarca a nuestra querida Valencia, y las autoridades provinciales se han preocupado y se preocupan por el mejor progreso y bienestar de la misma, con la valiosísima colaboración de la prensa Valenciana y de los Cronistas del Reino, con la esperanza de que nuestros proyectos sean pronto realidad y den satisfacción a nuestras justas aspiraciones. Desde entonces, el Rincón de Ademuz ha experimentado algún progreso. Se ha completado la instalación de luz y teléfono. Se han construido Centros Primarios de Régimen Rural con vivienda para médico, condiciones e instalaciones de aguas potables, grupos escolares, etc. Se han construido algún tramo de carretera y, sobre todo, se ha emprendido, definitivamente, y se ha terminado ya, la construcción de puente monumental sobre el Turia en Santa cruz de Moya, y se emprenden en nuestros días los últimos tramos que faltan para completar la carretera general Valencia –Ademuz.
En cuanto al interés arqueológico de la comarca es enorme; numerosas estaciones prehistóricas esperan les llegue el momento de ser estudiadas. Hemos visto en Castielfabib primitivos enterramientos casi a flor de tierra. En el empedrado de las calles de esta villa existen piedras de las que lanzaban las catapultas.
Ni que decir tiene que el interés histórico sube de punto cuando del Rincón de Ademuz se trata. Como sabéis, estos territorios pertenecen al Reino de Valencia desde su fundación por el Rey Don Jaime. Fueron liberados por las columnas aragonesas que mandadas por los Azagra, señores de Albarracín, se dirigían a Valencia, y esta es la causa del habla castellano aragonés tanto del Rincón de Ademuz como de la Serranía. Sipor el contrario, las tropas catalanas hubieran llegado a Valencia por el Rincón de Ademuz y la Serranía y las tropas aragonesas hubieran liberado la zona del Mediterráneo, tened la seguridad de que los términos estarían invertidos. Por lo demás sabéis que la lengua no es el único factor determinante de la nacionalidad. Lo es también la voluntad de vivir apretadamente unidos en un destino común.
No podemos entretenernos en una mayor referencia, pero os baste saber que el Rincón de Ademuz siempre ha manifestado, a pesar de la distancia y, más que la distancia, del alejamiento espiritual de Valencia, un total sentido de valencianidad. Los naturales del Rincón tenían reconocido desde inmemorial el derecho a atravesar castilla para dirigirse a lo que ellos llamaban el Reino, Pues, efectivamente, tanto para los aragoneses como para los castellanos y los ademuceros, el Reino por antonomasia ha sido y es el Reino de Valencia.
Pero, en fin, habida cuenta de vuestra gran cultura, estas aclaraciones son innecesarias, y de sobra sabéis cómo el Rincón de Ademuz ha vibrado al conjunto de Valencia en toda oportunidad. Como hace unos años, cuando se planteó la posibilidad de una segregación. Como cuando vosotros, Cronistas del Reino, visitasteis aquella comarca en una jornada que puso también a prueba vuestra capacidad de sacrificio por fundir en un abrazo toda la tierra Valenciana.

Vayamos con la Serranía Valenciana.
Limita al norte con Aragón, al Sur con la Hoya de Buñol y Requena; al Este con Liria y al Oeste con Castilla. Clima frío, aguas excelentes; toda la comarca es sana. Los valencianos de la Capital nos llaman Els Serranos, y las Torres de Serranos se llaman así porque constituyen el acceso natural de nuestras comarcas a la capital del Reino. Para su mejor estudio podemos estructurar esta comarca en función de los partidos judiciales de Chelva y Villar del Arzobispo o bien apelando a los señoríos históricos. Casi es más racional esta estructuración. Veamos. Esta comarca estuvo formada del siguiente modo:
Vizcondado de Chelva, en el que se integran Chelva; Benagéber, Calles, Domeño, Higueruelas, Loriguilla, Sinarcas y Tuéjar.
El Señorío de Alpuente, formado por La Yesa, Titaguas, Alpuente y Aras de Alpuente.
La Baronía de Andilla, formada por Alcublas y Andilla.
La de Chera, formada por Sot de Chera y Chera.
Baronía de Chulilla, formada por Chulilla, La Losa—es decir, Losa del Obispo—y Villar del Arzobispo.
Baronía de Pedralva, formada por Pedralba y Bugarra. Y finalmente la Baronía de Xestalgar o Gestalgar.
La comarca en general está cruzada por los ríos Turia, Blanco o Guadalaviar, el Regajo, Canales, Chelva y Chera y bastantes más de menor importancia. Hay muchas fuentes de aguas riquísimas, entre las que sobresalen por su caudal la de Santa Catalina en Aras de Alpuente, la de los Chorros de Tuéjar, la Gitana en Chelva, etc.
Vayamos al detalle de los pueblos agrupados en subcomarcas históricas como queda dicho.
El vizcondado de Chelva.Chelva-1
Su capital es Chelva, villa que cuenta alrededor de cuatro mil habitantes, y su término una extensión de 191 kilómetros cuadrados. Está situada junto al río que lleva su nombre, en un paraje delicioso por su exuberante vegetación, por el gran número de fuentes que la rodean. Por toda clase, en suma, de atractivos. Está al pie de un monte llamado La Muela, que regula, resguarda dulcifica el clima.
Forman parte del término de Chelva los caseríos de Arguella, Ahillas, Berenta, Benacacira, El Cerrito, Mas de Aliaga, Mas de Caballero y Villar de Tejas. Y existieron los pueblos de Azagra, Torrecilla, Zarraica y Garrofera, de los cuales apenas si quedan vestigios.
Su orografía es complicada por el gran número de sierras que confluyen en el término: la sierra de Losilla, procedente de Aras de Alpuente; Aledua, procedente de Requena, y el Sabinar. Esta última da lugar al Pico de Chelva, de más de mil metros, al Atalaya, con 1.160 metros, y al Alcotas con 900.
Sus ríos son el Chelva, el Barranco Alcotas. Sus fuentes son abundantes y deliciosas por sus aguas, por lo bello del paraje en que están situadas, descollando la del Fraile y la ya citada de la Gitana. Esta es la fuente de Chelva de agua buenísima y situada en un delicioso paraje. Los excursionistas bajan expresamente al mismo para saciar su sed, pues efectivamente, compensa el corto desplazamiento. Es notable el acueducto de Peña Cortada.
La población es de gran interés para el turismo; gran número de sus calles, estrechas y tortuosas, se conservan como durante la dominación árabe; pero tienen también una soberbia plaza, anchurosa, con una artística fuente, con el antiguo palacio del Duque de Villahermosa, hoy casa Capitular, y la Iglesia Arciprestal que es un importante edificio.
Benagéber. Subsiste como municipio, si bien como es sabido, la población, es decir el núcleo urbano de Benagéber desapareció en el fondo del Pantano del Generalísimo. Hoy la capitalidad del municipio radica en la aldea de Santa María de Nieva, y el elemento humano de Benagéber fue distribuido entre las aldeas del término y en los núcleos creados en Moncada y paterna, denominados respectivamente, San Isidro y San Antonio de Benagéber.
Calles. Cuenta con unos mil habitantes, y su término una extensión de 66´36 kilómetros cuadrados. Está situado junto al río Chelva y, además, cruza su territorio el barranco Alcotas. El terreno es muy montañoso y sus montes procedentes delas sierras de Andilla y del Sabinar. Forman parte del municipio los caseríos de Alcotas, Fuentes de Madrid, Hoya de Antaño y Masías de Castellanos, Cervera, Herrera, Teresa, Peña Doncel y otros.
Domeño. Cuenta con algo menos de mil habitantes, y su término64 Kilómetros cuadrados, cruzado por los ríos Chelva y Turia, que se unen en su término. Fueron parte de su jurisdicción Higueruelas y Loriguilla, y tiene interés histórico y arqueológico.
Higueruelas. Cuenta con 860 habitantes, y su término 18´52 Kilómetros, cruzado por los barrancos de Alcotas y del Villar. Buenas aguas, pueblo próspero, renovado en los últimos años.
Loriguilla. Tiene una población de 800 y pico habitantes, y su término 65´61 kilómetros cuadrados. Está situado junto al Turia y dominado el valle denominado Valderrible que es de su jurisdicción. Sus montes son derivación de la sierra de Andilla, y el pueblo está sobre el monte Lora. El Pantano de la Loriguilla, como diremos más adelante, dará lugar al traslado de la población.
Sinarcas. Tiene cerca de 1.700 habitantes y una extensión de 103´66 kilómetros cuadrados. Cruzan el término los ríos Regajo y Talayuelas y algunas fuentes de aguas estimadas. Su orografía es de Sierra Aliaguilla y entre sus montes figuran los nombres de Campo, herradas, Rincón Grande, Atalaya, de 1.161 metros, etc. Forman parte de su jurisdicción los caseríos Charco negro y lurdilla. Sinarcas se ha renovado en los últimos años y constituye un pueblo próspero y muy agradable y hasta tiene gran interés arqueológico por las lápidas encontradas en su término.
Tuéjar. Es una villa con más de dos mil habitantes, y su término mide 122 kilómetros cuadrados; situado junto al río Chelva, es sin duda, de las más florecientes poblaciones de la Serranía. Sus montes son Collado del Moro, Aguachases, Canales, Campo de las Herrerías, Pico de Chelva y otros. Forman parte de su jurisdicción los caseríos Azagra, Herrerías, Bercolou, La Olmedilla, Las Lentiscosas, Los Felipes, Los Agustines y otros diseminados por su amplio término.

Vayamos con la Serranía Valenciana.
SEÑORIO DE ALPUENTE.
Su capital es la villa de Alpuente, de gran importancia histórica. El municipio cuenta con más de dos mil quinientos habitantes y una extensión de 96 kilómetros cuadrados. Y decimos el Municipio y no villa de Alpuente, porque ésta sea quedado reducida a una población poco mayor de trescientos habitantes, y la cifra de 2.500 la dan los caserío y aldeas de la Almeza, Berandia, Baldobar, Campos de Abajo, Campos de Arriba, La Canaleja, Cañada Seca, Cañadilla, Carrasca, El Collado, Cuevarruz, El Chopo, Hontanar, La Hortichuela, Obispo Hernandez, La Torre, Vizcota y Corcolilla. Es población romana y su nombre pudo ser Altum Ponte, o bien, árabe, Al Pont, que sería El Puente. Durante esta época tuvo, como es sabido, gran importancia, p8ues parece que fue refugio del rey moro Abu Zeit. Lo cierto es que conserva restos abundantes de fortificaciones romanas, árabes y otras relativamente modernas.
De la jurisdicción de Alpuente se desglosaron sus aldeas, hoy villas, de La Yesa, Titaguas y Aras.
La Yesa: Con cerca de 900 habitantes, tiene una extensión de 88´59 kilómetros cuadrados. Parte del caserío de Cuevarruz pertenece a La Yesa.
Titaguas: Tiene más de Mil habitantes y una extensión superficial, su término, de 63´14 kilómetros cuadrados. Está situada sobre una loma, a 770 metros sobre el nivel del mar. Su monte característico es el cerro de la Lámpara. Su orografía procede de las sierras de Losilla y del Sabinar, y sus montes se denominan Hontanar del Herrero, Castillo de la Cabrera, Muela Moderna, Los Picayos, Alto del Manzano, Lomilla y otros. Cruzan su término el Turia y las fuentes denominadas Rebollo, Rebollosa, Oro y la llamada Fuente del Pueblo.
Y Aras de Alpuente: Es mi pueblo, y no soy yo quien debe ponderar sus merecimientos. Somos unos 1.400 habitantes entre Aras y su aldea de Losilla. El término mide73´13 kilómetros cuadrados. Clima frío por la dependencia del vecino Javalambre. En la Muela de Santa Catalina se encuentra el Santuario de la Patrona, Santa Catalina a 1.400 metros de Altura, donde nace la fuente del mismo nombre que abastece al pueblo, entre otras muy estimadas. Durante 23 años, como digo, trabajamos afanosamente por Aras y confiamos que Dios, al menos, premie nuestro esfuerzo y nuestra buena voluntad.

Vamos con la Baronía de ANDILLA.
De Andilla: La capital, podemos decir algo semejante a Alpuente, Población de gran importancia histórica, que conserva ricos presentes de pretéritos tiempos. La villa, junto con sus aldeas de Artaj, Oset y la Pobleta-obsérvese qué topónimos tan valencianos-, cuenta con un millar escaso de habitantes, y una extensión, su término, de 129´91 kilómetros cuadrados. Clima frío. Sus nieves cubren frecuentemente los Picos de peña Parda y el llamado de la Bellida, que se divisa desde la feracísima huerta valenciana. Sus fuentes son las de Bardes, Collalba, Confite, Rambla y Gallarda. La Iglesia, verdaderamente monumental, conserva retablos de Ribalta. Bien vale la pena visitar Andilla.
Alcublas: Que se llamo Alcubles, pueblo de grandes valores humanos, cuenta con 2.500 habitantes y un término de 41´78 kilómetros cuadrados. Tiene varias fuentes de aguas muy estimadas, las de la Cava y San Agustín, entre otras. Los montes la rodean por completo y sus nombres son Molino, Solana, Alcaide, etc. Tiene gran interés histórico y hasta arqueológico, y comparte con Altura el conjunto de tradiciones en torno a la Cueva Santa. Si nuestra exposición no incidiera en el aspecto económico, forzoso sería hablar del señorío de Valdecrist, formando por estas dos villas serranas, pero la división provincial aparta a Altura, de hecho, de la comunidad de vida de la Serranía, si bien una vez al año Altura y Alcublas se reúnen en el Santuario de la Cueva Santa ante la Virgen Santa.

CHERA
Chera y Sot de Chera formaron una comunidad: Hoy bastante dispersa, como consecuencia de las comunicaciones, y así, al paso que Sot de Chera hace vida con el Villar del Arzobispo y con el resto de la Serranía, Chera vive más con la comarca de Requena, a través de la cual comunica con la capital del Reino. Chera tiene más de mil habitantes y un a extensión, su término de 58´90 kilómetros cuadrados. Sus picos más altos, de la sierra de Aledua, son Pico Roque y Chera. El término lo cruza el río Sot. El Pantano de Buseo, como veremos, está en Chera.
A su vez, Sot de Chera: Cuenta con 800 habitantes y 33´46 kilómetros cuadrados. La población esta emplazada en la falda de un monte. El territorio es muy quebrado y sus montes son de Sierra Aledua que en estos parajes se denominan Sierra de Utiel.

BARONIA DE CHULILLA.
La villa de Chulilla: Cuenta con más de mil quinientos habitantes y su término 62´82 kilómetros cuadrados. Lo cruza el Turia, que denomina río Blanco, el cual tiene su curso en el paraje un aspecto imponente. Tiene cuevas maravillosas plagadas de leyendas, romances y tradiciones, destacando las del Tesoro y la del Gollizno. Sus montes son Sierra de Chulilla, La Punta, La Pedriza y la Carrasquilla, de la Sierra de Andilla, todos. La población está situada en la falda del monte del Castillo y sus calles son todas violentas cuestas. Chulilla fue jurisdicción de la Mitra de Valencia, que la convirtió en cabeza de la Baronía, que se formó con Losa y Villar.
Losa del Obispo: Tiene 800 habitantes y su término 12´10 kilómetros cuadrados, población adoptada hace unos años por la Diputación de Valencia. Está situada en terreno llano, si bien el término es abrupto y sus montes son Corona y Ascla, de Sierra de Andilla.
Villar del Arzobispo: Es, como sabemos, la capital del distrito de su nombre. Se denominó también Benaduf porque en sus inmediaciones hubo un pueblo de este nombre; y se llama del Arzobispo porque fue jurisdicción de la Mitra de Valencia. El Palacio residencia se conserva todavía convertida en Casa Municipal. Cuenta con más de cuatro mil quinientos habitantes y su término municipal de 38´49 kilómetros cuadrados. Su fuente es la de San Vicente, que forma una pequeña laguna a la entrada de la población. Sus montes son Cerrogordo y Castellar. Tiene sus alrededores muy pintorescos y la población ofrece muy buen aspecto, no exenta, por supuesto, de interés histórico y arqueológico, pues se le considera población romana por el gran número de lápidas de esta civilización que se ha encontrado.

BARONIA DE PEDRALVA.

Pedralva: Se le considera de la comarca de Liria por unos y de la Serranía por otros. Pertenece
Al partido judicial de Liria y tiene más de 2.500 habitantes y un término de 59´05 kilómetros cuadrados.
Bugarra: Más al interior, tiene1.400 habitantes y 39´46 kilómetros cuadrados, situada junto al Turia el terreno muy montañoso.
Y, finalmente, la Baronía de Gestalgar, formada exclusivamente por la villa de su nombre, con 1.708 habitantes y 64´83 kilómetros cuadrados.
————————-
En cuanto a los antecedentes históricos de la Serranía, daremos siquiera sea sucinta referencia de los tres Estados más importantes.
No vamos a Hablar, naturalmente, pues no tenemos tiempo para las fantasías, de aquella Chelva que describe el Padre Marés, en donde estuvo situado el Paraíso Terrenal. Chelva es antiquísima, pero lo más de cerca nos afecta es el Estado de Chelva nacido del reparto de bienes efectuado por el Conquistador entre sus hijos y guerreros más distinguidos. El Conquistador dejó a su hijo natural Don Jaime, en feudo, valles de Jérica. Toro, Eslida, etc., a los que agregó el valle de Chelva, Tuejar, Calles, Domeño, Loriguilla y Sinarcas, con la aldea de Benagéber, y con la condición de que si Don Jaime moría antes que Don Pedro, su hermano, lo heredara éste, y, extinguida la rama, volvieran los estados al patrimonio real. Don Jaime, conocido por el sobrenombre del de Jérica, casó con una Azagra, iniciando una dinastía que se extinguió con Don Juan Alfonso, a mediados del siglo XIV. Los Ladrón de Vilanova, los Ladrón de Pallás, pasando por ultimo el Vizcondado de Chelva al Conde Real y de Almenara, de la Casa de Villahermosa, hasta que el 20 de Abril de 1773 se incorporan estos estados a la Corona.
Alpuente era un reino moro que vino a ser tributario del Cid Campeador, pero que fue definitivamente incorporado a Valencia y a la Cristiandad por Don Jaime en 1236. Las Aldeas de Titaguas, Aras y la Yesa fueron Alcanzando independencia municipal y parroquial al correr de los siglos. Alpuente conserva un riquísimo patrimonio histórico y documental. Constituye por así decir un Museo Histórico, pues conserva los restos de las murallas árabes y de las edificaciones romanas y principalmente La Torre y el Palacio Señorial. Alpuente fue uno de los castillos cedidos por Ceid Abu Zeit con consecuencia del pacto contra Zaen, y al quedar despoblado de moros, Don Jaime lo mandó poblar de cristianos.
En cuanto a La Baronía de Andilla diremos que fue fundada a principios del siglo XIII, siendo su primer Barón Don Ximén Pérez de Árenos, que contrajo matrimonio con la hija de Aben Zeyan, último rey moro de Valencia.
Hoy, la capital de esta histórica Serranía conserva, como hemos dicho, un riquísimo patrimonio, sobre todo su monumental Iglesia y sus ocho cuadros maravillosos, del taller de Ribalta óleos que, desgraciadamente aún están a salvo de las contingencias del tiempo, de la humedad y de otros peligros para su conservación.
En fin, la Historia de la Serranía es tan rica y tan sugerente que no puede compendiarse en unos breves trazos, y menos ante vosotros, Cronistas del Reino, pero si lo hacemos es por respeto al pasado esplendor de estas villas, hoy venidas a menos, y cuyo resurgimiento tanto nos ha de preocupar como Valencianos y como Española.

LA ECONOMIA

Vayamos al índice económico de estas comarcas, a través de los siguientes epígrafes.

PRODUCCIÓN HIDROELÉCTRICA

Localizable en Aras, Chelva, Pedralba, Chulilla y Gestalgar principalmente. Ya comprenderéis que se trata de saltos modestísimos que bastan remediar necesidades locales y que su destino, cuando la inversión sea rentable, es ser absorbidos por las grandes sociedades anónimas, por el monopolio que, de hecho, se ejerce sobre esta rama de la producción. Y si todavía no se ha producido esa absorción es porque la sociedad anónima no ha visto ganancias y no se ha decidido a invertir capitales en un negocio que hoy por hoy sería ruinoso.

RIQUEZA HIDRÁULICA

La constituyen los pantanos de Benagéber, Buseo, San Vicente y Loriguilla. El primero en el desaparecido Benagéber. El Buseo, en Chera, el San Vicente, todavía en gestación, Aras de Alpuente; y el de Loriguilla en plena construcción.
Como comprenderéis, la política hidráulica se debe, y es natural, a intereses supralocales regulados y ordenados por el Estado a través de las Confederaciones Hidrográficas. Los embalses se construyen en función de aguas abajo, esto es, del llano. La Serranía no tiene su solución económica en la política de embalses, si acaso, en algunas zonas, con los alumbramientos de aguas. Los terrenos son buenos, pero el clima es duro y este factor hay que tenerlo presente en toda ordenación económica.

RIQUEZA FORESTAL
La hay en la Puebla San Miguel, Aras de Alpuente, Titaguas, Benagéber; Sinarcas, Chulilla, Calles, Domeño, Loriguilla, Higueruelas, Andilla, Chera y Sot de Chera.

RIQUEZA GANADERA
La riqueza ganadera existe prácticamente en toda la Serranía. Hay ganado cabrío, lanar, vacuno y de cerda. Y es importante el ave, api cunicultura, como también la caza.

RIQUEZA MINERA
Hay caolín en Huigueruelas, Tuejar, Villar del Arzobispo, Titaguas, Losa del Obispo y Aras de Alpuente. Hay mármoles negros en Alcublas y Andilla. De las Canteras se extrae piedra para bordillos, machaca y mampostería. Hay aguas mineromedicinales: una termal sulforosa en Vallanca y otras de diversas propiedades en Verche, Aras, etc.

RIQUEZA AGRÍCOLA
Hay vinos de calidad en Vallanca, Casas Bajas, Ademuz, Aras, Titaguas, Alpuente, La Yesa, Benagéber, Tuéjar, Losa del Obispo Villar, Casinos, Higueruelas, Andilla, Chulilla, Gestalgar, Bugarra, Sot de Chera y Sinarcas. Tan sólo Villar ha embotellado el vino y comienza a acreditar comercialmente sus marcas.
Sus municipios ricos, relativamente, claro, en cereales, Alpuente, Aras, Titaguas, la Puebla San Miguel, Sinarcas, Villar, Alcublas, Higueruelas y Andilla.
Los aceites de Chelva, Tuéjar, Calles, Domeño, Losa, Villar, Higueruelas, Casinos, Andilla y Alcublas son muy apreciados.
Los algarrobos se ven con frecuencia en las zonas más cálidas. En cuanto a frutales destaca la manzana de todo el rincón de Ademuz, las ciruelas- allí les llaman ciruejas- de Aras y Titaguas, los higos pajareros de Alcublas y, en general, los frutales de Chelva, Tuéjar, Calles, Domeño y Loriguilla. La Vega del Turia, desde su origen hasta su paso por la Serranía produce ricos melocotones, albericoques, membrillos, etc. Y también es importante la producción de nueces y almendras.

RIQUEZA INDUSTRIAL
Sólo podemos hablar de un pequeño epígrafe industrial: fábrica de harina de Chelva, Villar del Arzobispo y Pedralva, molinos en toda la Serranía. En Higueruelas del Villar una importante factoría de elaboración y transformación de maderas, serrería mecánica, carpintería, armar y de taller, que presta esmerado servicio a la construcción valenciana; serrerías mecánicas y de taller en el resto de los pueblos de la Serranía y del Rincón de Ademuz. Una fábrica de gaseosas en Torrebaja, cuyo mercado no pasa de Teruel, y alguna más de menor importancia.
No vamos a desarrollar todos y cada uno de los epígrafes enumerados, porque hablamos de riqueza cuando en verdad y más propiamente deberíamos hablar de pobreza, pero vamos a desarrollar lo más importantes capítulos económicos de estas comarcas.
La Vicesecretaria Provincial de ordenanza Económica ha tenido la gentileza de designarme, en la reunión del Consejo Económico Comarcal de Chelva, para desarrollar la ponencia forestal en sus distintas facetas, y yo he aceptado este encargo como acto de servicio a los intereses económicos de esta comarca. A esta ponencia me voy a referir.
Difícil es para mí tratar temas tan arduos como el presente, que son competencia de los Ingenieros de Montes que, siempre celosos del cumplimiento de su deber, investigaron y lucharon con una tenacidad desaforada por el progreso de la riqueza forestal Española, y especialmente el Distrito de Valencia que conocemos y cuyas orientaciones hemos seguido. Yo no cuento con medios técnicos o profesionales, pero si con las experiencias vividas en relación con la racional explotación de los montes, especialmente del monte de los Propios del Ayuntamiento de Aras de Alpuente y otros de idénticas características de la comarca. Ello me permite algunas sugerencias que, de estimarlas la Superioridad, contribuirían a resolver los problemas más urgentes de los pueblos forestales de estas comarcas que, aún lejos de la capital, soportando las inclemencias climatológicas, la pobreza y la improductividad de nuestro suelo, de escasa capa laborable y sin medios económicos para hacer frente a la mecanización de nuestra agricultura, se sienten orgullosos de pertenecer a la comunidad valenciana, la Valencia de sus vastos y encantadores huertos de naranjos, la de los ricos marjales, la de los montes verdes y jugosos. Y pensamos que un día ha de llegar en que los organismos centrales escuchen y atiendan nuestras justas aspiraciones y que Valencia nos lleve con mano firme y paternal a ese difícil y complejo Madrid que todo lo absorbe y centraliza, que abarca mucho y matiza poco. Quizá fuera para nosotros una solución la riqueza forestal.
Con referencia a este capítulo, se está llevando a feliz término la repoblación en unos montes por el sistema de consorcio, bien dirigido y administrado por los expertos e incansables Ingenieros del Patrimonio Forestal del Estado, en Valencia. Y otros a tenor de los planes de mejoras redactados por los Ingenieros de Montes del Distrito Forestal de Valencia.
Está de manifiesto el interés del Gobierno por fomentar la riqueza ganadera-hemos de tratar de la ganadería en conjunción con el bosque- con la concesión de créditos y otras ventajas que la Diputación de Valencia ha sabido interpretar creando en el seno de la corporación el Servicio Provincial del Crédito Pecuario.
No obstante, tenemos que reconocer que, con la mejor intención, se han encontrado en muchos montes los intereses forestales con los ganaderos, llegando hasta la total extinción del pastoreo del ganado cabrío. No podemos negar que los montes han progresado extraordinariamente, pero también es cierto que se ha sacrificado una riqueza presente por una futura, y que la desaparición del ganado ha sido causa, en parte, de la emigración y consiguiente despoblación de algunas zonas.
En mis frecuentes visitas al monte he observado que a la cabra, únicamente le agrada morder al pino durante la savia del mismo. Transcurrido este periodo, que comprende desde 1.º de marzo hasta finales de junio, podría muy bien pasturar el ganado cabrío sin daño para los pinos jóvenes; por consiguiente, estimo que vedando los montes repoblados de pinos durante los cuatro meses de referencia, que constituyen la primavera, se resolvería esta dificultad sin adoptar medidas extrema , pues sería fácil retirar el ganado cabrío a pasturar en los terrenos de laboreo, que los hay, por existir el barbecho en los términos municipales de esta comarca. Teniendo en cuenta también que en las zonas de repoblación no debe pasturar el ganado cabrío hasta que los pinos tengan tres o cuatro años. Pero comoquiera que en estos montes las zonas de repoblación artificial ocupan una exigua parte de la superficie del monte, por darse en los mismos en más del 80 por 100 la repoblación natural, en está si que podría pasturar el ganado cabrío los ocho meses comprendidos de julio a marzo. También hemos de considerar que el pastoreo del ganado cabrío ofrece algunas ventajas para la conservación de los montes, como es comerse la coscoja y otras hierbas que producen el mantillo que se desprende los posibles incendios, cuyos siniestros se producen todos los años en las épocas de estío y destruyen la economía forestal.
Por las podas llevadas a efecto en los montes de los Propios de esta comarca, se ha venido observando un crecimiento extraordinario de los pinos podados, y mucho mayor sería el progreso de estos pinos podados, y mucho mayor sería el progreso de estos pinos jóvenes si se revisaran ciertas zonas de los bosque-pinar, en donde existen pinos centenarios, árboles corpulentos que elevan y extienden sus copas en un radio de ocho y diez metros, cuyos pinos, por su vejez, ya no tienen un crecimiento normal, sino muy lento o casi nulo, y en cambio, dificultan el desarrollo de los pinos jóvenes de repoblación natural que nacen abundantemente y viven oprimidos y raquíticos bajo los copos de los pinos viejos. Está demostrado por los técnicos que los pinos y toda clase de árboles crecen a un ritmo mayor hasta los cuarenta años que calcula la vida más progresiva del pino.
Todas las características de los montes de los propios Ayuntamientos de Aras de Alpuente, Puebla de San Miguel, Titaguas, Tuéjar, Benagéber, Chelva, Calles, Domeño, Loriguilla y Alpuente que están ordenados en el primer decenio, estimamos debiera hacerse un estudio técnico por los Ingenieros del Distrito Forestal de Valencia, a fin de ver si con uno o varios aprovechamientos extraordinarios de estos pinos viejos , se pudiera arbitrar el numerario efectivo para adquirir un equipo de maquinaria para mecanizar la miserable agricultura de nuestros pueblos.
Son muchas las dificultades que surgen para llevar a cabo la apetecida reforma agraria. La experiencia de 23 años en la Alcaldía de mi pueblo, es decir, desde la Liberación, me ha demostrado que no es fácil llevarla a cabo por exigir una reorganización económica a fondo del pueblo español, ya que ni todo él es cultivable ni menos habitable.
La propiedad Familiar es uno de los postulados del Movimiento, así como la sindicación de todos los productores agrícolas. Permitidme, pues, que haga estas sugerencias que creo tan interesantes para la vida de nuestros pueblos, ya que senos va a decir que los montes están ordenados y se extrae de cada cuartel y de cada rodal la madera o los metros cúbicos que da una explotación racional y que no puede hacer más. Esto son en realidad barreras de la Ley. Pero por eso se estableció la norma de revisar cada cinco años las Leyes. Y por ello, después de reconocer que tenemos que agradecer al Cuerpo Técnico de Ingenieros de montes la riqueza creada, gracias a una legislación rígida y severa en materia de ordenación de montes, también postulamos una flexibilidad acomodaticia a cada circunstancia, y que en definitiva se revise la Ley de Montes o se faculte a los Ingenieros del Distrito, en este caso de Valencia, para llevar a la práctica el estudio técnico en cada caso particular, es decir, teniendo en cuenta que la ordenación de montes está al servicio de la economía y no puede tener una finalidad en sí misma. Postulamos en este aspecto que los Ayuntamientos sean autorizados para conceder esto a créditos, que podrían los agricultores reintegrar a sus respectivos Ayuntamientos en diez o veinte años, descongestionando al Estado de tantas obligaciones que se ha creado.
En otras ocasiones, al hacer estas sugerencias se nos ha dicho que la solución más viable es solicitar prestamos hipotecarios al amparo del Real Decreto de 9 de marzo de 1926, en virtud del que se faculta a los Ayuntamientos a solicitar dichos préstamos al Instituto Nacional de Previsión, con la garantía de los montes.
También se concede por el Ministerio de Agricultura crédito agrícola por el 60 por 100 del presupuesto de compra o adquisición de maquinaria agrícola, tractores, etc., amortizables en cuatro años y con el 3´75 por 100 anual sin más garantía que la firma de dos avalistas, importante ayuda a los agricultores en los terrenos buenos o medianamente buenos, pues ellos son suficientes los referidos plazos de amortización; pero en estas tierras no podrían los agricultores amortizar en cuatro años ni en diez la maquinaria adquirida, por su escasísima producción, y es por eso por lo que sugerimos que se conceda por los Ayuntamientos el crédito amortizables en 10 o 20 años. De no ser así, los agricultores de esta comarca tienen que seguir afrontando la situación tan pavorosa que vienen sufriendo.
Para llegar a la mecanización de la agricultura en esta comarca se impone la concentración parcelaria; pero por ser estas tierras tan estériles en buena parte y tan poco uniformes, las parcelas habrían de ser mayores de dos hectáreas de tierra en secano y en el espacio de tan escaso riego eventual procedente de las aguas residuales. También hay otra solución: la de organizar se en cooperativa agrícola, sistema que encuentra algunas dificultades porque no está preparada la mentalidad de los agricultores de esta comarca para los cultivos en común. Pero todo es cuestión de una buena propaganda y una buena información.

Industrialización de los Productos Agrícolas y Forestales.
Cualquiera de los dos sistemas de cultivo referido que se aplicasen a esta comarca provocaría un sobrante de brazos humanos que habría que pensar en darle ocupación. Podría pensarse en alguna industria para aprovechar la materia prima de la madera y la paja, por ejemplo la instalación de una fabrica de papel para brazos masculinos y, en cuanto a los femeninos, algo que ya se me ocurrió en años atrás cuando el plástico no hacia la competencia; fabricar caseramente <> para helados y bebidas frías . Aún cuando el plástico sea más barato, mejor es hacer algo que estar con los brazos caídos.
También podría pensarse en industrias de fabricación de plásticos, chocolates, etc., pues no falta algarroba en algunas comarcas.
Lo que desde luego si que es factible es la instalación de fábricas conserveras, pues grande es la riqueza en frutales. Y también puede fomentarse una serie de industrias caseras como la pequeña avicultura y cunicultura, la cría de visones y chinchillas, el aprovechamiento de sótanos y bodegas para la cría de champiñón, la fabricación de turrones y peladillas, siempre procurando no lesionar intereses ya creados, e incluso fomentar la producción de miel en régimen de cotos escolares.
Transformación de terrenos de secano en regadío.- Si por fin llegamos a la mecanización de nuestra agricultura y al desfondado de terrenos de escasa capa laborable que arañamos con el primitivo arado romano y alguna que otra vertedera tirada por caballerías, sería muy interesante llevar a ejecución viejos proyectos de sondeos y perforaciones para alumbramiento de aguas subterráneas y conversión de secanos en regadíos.
Se han realizados estudios en Aras de Alpuente por el equipo técnico de la Dirección General de Colonización. En Titaguas también se han verificado estudios que están pendientes de ejecución, pero no se podrán llevar a feliz término hasta que el crédito concedido sea suficiente, sin la aportación de los productores, aunque ellos, después de ejecutadas las obras fueran amortizando los créditos.
Atracción del veraneante.- Algo puede también concretarse en cuanto a la atracción del veraneante valenciano. Hay condiciones climatológicas, hay aguas de gran calidad, parajes naturales de ensueño, elementos, en suma, necesarios para asegurar unas excelentes vacaciones de verano. Claro que, a mayor distancia de la capital, mayor altura, y así llegamos, casi sin quererlo, al último pueblo del Reino, Aras de Alpuente, con mil metros sobre el nivel del mar y un Santuario como el de la Patrona, Santa Catalina, a 1.260 metros de elevación. Se respira aire puro, sano, de los frondosos pinares a pie de carretera, donde pueden establecerse campings de montaña. Por ejemplo, junto a la maravillosa fuente de la Araña, con las atracciones de unas escalofriantes simas en la vecina población de Santa Cruz de Moya, el monumental puente sobre el Turia, etc. Cabe hasta la creación de un Centro de Estudios de la Serranía que canalice las vacaciones de los estudiosos valencianos que tienen en aquellas nuestras tierras un material inagotable de arqueología e historia.
A tal efecto, y ahora hablo por mi pueblo, el Ayuntamiento, de Aras de Alpuente ha tomado el recuerdo de ofrecer solares en terrenos de su propiedad, gratuitamente, a todos aquellos que al amparo de las disposiciones vigentes, aspiren a construirse viviendas, erigiéndose el Ayuntamiento en promotor de las mismas, procedimiento este que es aplicable a todos los pueblos de la comarca.
En resumen, y para terminar, sugiero las siguientes medidas de:

POLITICA ECONOMICA A SEGUIR.

Conferencia
Primera.-Incrementar la repoblación forestal en evitación de las posibles erosiones y defensa de la economía o riqueza forestal.
Segunda.-solicitar la concesión de créditos necesarios del Ministerio de Agricultura y del Servicio Pecuario de la Excelentísima Diputación Provincial para fomentar la ganadería, llevando a la mente de los ganaderos la necesidad de estabulación del ganado para el engorde o cebamiento del mismo, ya que nadie le agrada el oficio de pastor.
Tercera.- Interesar del Ministerio de Agricultura, por conducto regular, la reposición del ganado cabrío, cuyo pastoreo se podría ejercer en el periodo que el pino está duro por no tener savia, con una disciplina y severidad rigurosa, para que los pastores respeten en el tiempo de la savia la entrada de sus ganados en los pinares y previo informe de los señores Ingenieros del Distrito Forestal de Valencia.
Cuarta.- Solicitar respetuosamente del Ministerio de Agricultura, por conducto regular y previo informe del estudio técnico de los señores Ingenieros del Distrito Forestal los aprovechamientos extraordinarios de pinos para hacer frente a la aportación que corresponda a los agricultores para la mecanización de la agricultura de los pueblos forestales de esta Comarca, constriñéndose al cumplimiento de las formalidades legales.
Quinta.- Solicitar préstamo hipotecario del Instituto Nacional de previsión, a tenor de lo dispuesto en el Real Decreto de 9 de marzo de 1926, para cubrir las deficiencias que no se puedan atender con los aprovechamientos forestales de los pueblos de esta comarca.
Sexta.- Solicitar la adquisición de maquinaria agrícola del Ministerio de Agricultura haciendo uso del crédito del 60 por 100 que el Ministerio de Agricultura concede a los agricultores al 3´75 por 100 de interés anual y amortizable en cuatro años, y rogar previa exposición de las causas que nos obligan a pedir la ampliación en lo posible de los plazos de amortización, que podrían ser, en vez de cuatro años, de diez a veinte años, por tratarse de una Comarca con una agricultura pobre.
Séptima.- Iniciar el proyecto para solicitar la concentración parcelaria, con la red de caminos y demás beneficios que concede el Ministerio de Agricultura, para aquellos pueblos de la comarca que se estime necesaria.
Octava.- Difundir entre los agricultores de la Comarca la constitución de la Cooperativa Agraria, con las normas establecidas por el Ministerio de Agricultura; llevando a la mentalidad de los agricultores que no se atenta lo más mínimo a la propiedad privada, ya que cada uno será propietario de las acciones que constituya su patrimonio, con arreglo y a tono de la valoración que técnicos especializados habrán de llevar a efecto. Es decir, que la gran empresa es el mejor sistema de economía.
Novena.- Solicitar protección y ayuda de los distintos Ministerios para llevar a efecto la industrialización de los productos agrícolas y forestales y otras industrias en los pueblos de esta comarca.
Décima.- Solicitar del Instituto de Colonización, los pueblos de la Comarca que no lo hayan hecho, los estudios para iniciar los proyectos de alumbramiento de aguas para transformación de cultivos de secano y regadío.
Undécima.- Fomentar el turismo en todos los pueblos de la comarca con la construcción de nuevas viviendas y acondicionamiento de las ya existentes, y que todos los municipios gocen de todos los servicios mínimos obligatorios para la mayor atracción de veraneantes.
Duodécima.- Crear un Equipo de Difusión y Propaganda, capaz de inculcar en las mentes de los agricultores de la comarca la cómoda instalación de granjas e industrias caseras, en cuyas granjas podría verificarse la cunicultura y avicultura y otras a las que antes se hizo referencia.
Decimotercera.- Solicitar la ayuda necesaria del Instituto Nacional de Previsión para iniciar en los Cotos Escolares la apicultura que le serviría a los niños de experimentación y aprendizaje para cuando lleguen a mayores practicar y obtener buenos beneficios económicos de esta industria.
Decimocuarta.- Solicitar También de la Confederación Hidrográfica del Júcar la proyección de revestimiento de acequias y depósitos de riegos en los pueblos de la Comarca que lo precisen, entre ellos Alpuente.
No quiero terminar sin agradecer a la Junta de Gobierno de los Cronistas del Reino la ocasión que me ha brindado de dar a conocer estas ideas nacidas de mi buen deseo y de la experiencia nada común de más de cuatro lustros como Alcalde. Sabed, Cronistas del Reino, que estáis desarrollando una gran labor. Que contáis con la simpatía, la adhesión y hasta el entusiasmo de muchos Alcaldes valencianos que admiran vuestro esfuerzo y están decididamente a vuestro lado para levantar a la región valenciana, sin fronteras provinciales, al puesto preeminente que le corresponde en la patria común y hasta en Europa>>.

Recopilación de datos: Fernando Pérez. Araseventos.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: